viernes, 13 de junio de 2008

trabajos con la santa muerte

ORACIÓN A LA SANTÍSIMA MUERTE
En en nombre del Padre
del Hijo y del Espíritu Santo,
inmaculado ser de luz,
te imploro me concedas los favores
que te pida, hasta el último día,
hora y momento
en que su Divina Majestad
ordene llevarme ante
su presencia.
Muerte querida de mi corazón,
no me desampares con tu protección.



ORACIÓN A LA SANTA MUERTE PARA ATRAER AL SER AMADO
Santa Muerte,
auxiliadora de los hermanos
que se encuentran sin amor;
te invoco para que atraigas
a mi vida (decir en este momento
el nombre de la persona deseada)
para que por medio de amor
y felicidad sea quien llene
mi alma de paz y tranquilidad,
ya que en la energía divina
que fluye dentro de
mi corazón, están depositadas
las virtudes de todo el universo,
pues Dios Padre Universal ayudará
para que esto sea realizado.
Terminada la oración, inmediatamente debe encender una vela roja para que atraiga a es ser amado por el amor divino. Rece tres Padrenuestros y esta oración diariamente.



ORACIÓN A LA SANTA MUERTE PARA ATRAER LA BUENA FORTUNA EN LOS NEGOCIOS Y EN EL HOGAR.
(Si reza esta oración, la Santa Muerte le auxiliará en sus ventas y en la paz de su hogar.)
Muerte Querida de mi corazón,
no me desampares de tu protección
y desde este momento cubre mi casa,
trabajo o negocio para que atraigas
energías blancas del Universo
para que nunca falte nada
y que todas nuestras necesidades
sean cubiertas
por la energía Divina
del Dios Padre.
Por las virtudes que tú posees
lograré vencer todos
los obstáculos
y no se interpondrán personas
que sean mi mal,
sino gente positiva
que sólo sabe amar y respetar
a todos los seres humanos
que habitamos en este planeta.
No ambiciono riquezas,
sino una vida justa
y sin carencias de nada
protégeme de noche y de día.
Posteriormente se rezan tres Padrenuestros y se enciende una vela blanca para agradecer los favores de Dios Padre.



ORACIÓN A LA SANTA MUERTE PARA LIMPIAR UN NEGOCIO.
Esta debe realizarse cada semana en el local, oficina o taller donde desee hacer la limpia:
Ingredientes:
Una imagen de la Santa Muerte
7 ramas de romero
Agua de siete iglesias
7 velas blancas.
Instrucciones:
1.Coloque la imagen de la Santa Muerte en un altar y encienda una vela blanca.
2.En un recipiente debe vaciar el agua de las siete iglesias, después deberá colocar las 7 ramas de romero dentro del mismo y dejar la mezcla por espacio de 7 días.
3.El recipiente con la mezcla se deja frente a la imagen de la Santa Muerte. Al transcurrir el tiempo señalado riegue el agua en su negocio y repita 7 veces la siguiente oración:
Romero bendito
de dios consagrado
que fuiste nacido
no fuiste sembrado.
Romero bendito,
por la virtud que Dios
te ha dado, te pido
que entre lo bueno
y salga lo malo.
Finalmente rece un Padrenuestro y tres Avemarías y la Santa Muerte estará siempre a su lado para ayudarle.


NOVENA (Oración para todos los días)
Se requiere una prenda o un retrato que haya pertenecido por un tiempo a la persona que te abandonó o a quien se trate de atrapar.
Si se trata de una fotografía, debe escribirse al reverso el nombre de la persona interesada con el apellido de la persona ausente o a cautivar y abajo el nombre de la persona a atrapar (o ausente) con el apellido de la persona interesada (a esto se le llama en magia "ligar")
Se toma el retrato y la estampa de la Santa Muerte, se deben atar en cruz (con un listón rojo ), hasta que sobren cuatro dedos de punta. La primera noche se hace un nudo, rezando la oración de la Santísima Muerte, la foto se ata junto con la imagen, formando un nudo noche a noche durante nueve días.
En el supuesto caso que no diera buenos resultados rápidamente, se debe dejar descansar una noche y a la siguiente se debe iniciar nuevamente la Novena.
Lo anterior debe realizarse en un aposento a solas, sin olvidar que la petición debe hacerse con mucha paciencia y más fe, hasta que se completen tres Novenas.
Algo importante es que la oración se reza a avanzadas horas de la noche, ya que el objetivo es localizar al espíritu de la persona cuando se encuentre descansando. El trabajo se realiza una vez, aunque se hagan más Novenas.
(Nota: según el género del practicante, puede decirse fulano o fulana y también en plural, adaptando la plegaria según sea el caso específico.)
"JACULATORIA "
Muerte querida de mi corazón
para que no me desampares
de tu protección.
Y no des a fulano (decir nombre de la persona)
un solo momento de paz,
inquiétalo a cada instante
y no dejes de molestarlo
para que siempre piense
en mí. Amén (se rezan 3 Padrenuestros).

"DÍA PRIMERO"
Santísima Muerte:
Los favores que me tienes que conceder
lograrán que venza todas las dificultades
y que para mí nada resulte imposible.
No tendré obstáculos insalvables
ni enemigo que me dañe
todos serán mis amigos
yo seré en vencedor en todas las empresas
y asuntos que realize.
Mi casa se llenará de bonanza
con tu protección y sus virtudes
(Rezar tres Padrenuestros).

"DÍA SEGUNDO"
Santa Muerte, mi gran tesoro
no te alejes en ninguna ocasión;
comiste pan y de él me diste
y como dueña poderosa
de la negra mansión
de la existencia y de la vida,
emperatriz de las tinieblas
quiero que me hagas el gran
favor de que zutano (decir el nombre )
se presente a mis pies humillado
y arrepentido y que no vuelva
nunca más a irse nuevamente
de mi lado, mientras a mí me sirva.
Haz que me cumpla lo que
me ha jurado. Así sea.
(Rezar tres Padrenuestros).

"DÍA TERCERO"
Jesucristo vencedor,
que en la cruz fuiste vencido,
vence a fulano (decir nombre),
que esté vencido conmigo.
En el nombre del Señor
si eres feroz animal
manso te volverás,
como cordero, suave
como la flor de romero.
Muerte bendita,
Muerte adorada
te suplico encarecidamente
que con esa titánica y colosal
fuerza que Dios te dio,
me introduzcas en el corazón
de fulano (decir nuevamente el nombre),
que no tenga ojos
más que para contemplarme
a mí y que yo sea todo para él (ella)
hazme, Santa Muerte, el favor
que te pido con esta novena
y te prenderé una vela todos los
martes de cada semana a la
medianoche.
(rezar tres Padrenuestros).

"DÍA CUARTO"
Querida Muerte:
yo te imploro con todo el fervor de mi corazón
que así como Dios te hizo inmortal
por ser la Muerte, poderosa
propietaria y reina de las tinieblas
del más allá, que con ese
gran poder que tienes como
protestad de todos los mortales,
hagas que fulano decir nombre)
no pueda comer en ninguna mesa,
ni sentarse en silla alguna
que no tenga tranquilidad,
porque deseo que lo obligues
a que me humilde y rendido,
llegue ante mis pies
y que nunca más
se aleje de mí, Amén.
(Rezar tres Padrenuestros).

"DÍA QUINTO"
Muerte Poderosa y Gloriosa
de tu bondad abusando
te imploro este favor
como mi dueña y protectora;
como Señora invencible que tú eres,
te imploro que logres
que fulano (decir nombre)
no pueda gozar en sus paseos,
ni con mujeres andar,
ni comer, ni dormir
si no esta a mí lado.
Que sus suspiros y pensamientos
sean únicamente para mí,
lo mismo que su voluntad
y que me dé la felicidad
de todo su amor. Amén.
(Rezar tres Padrenuestros).

"DÍA SEXTO"
¡ Oh Señora soberana !
la Divina trinidad del
Padre eterno puso
para segar la vida
de todos los mortales;
a la que todos llegamos
más tarde o más temprano
y que no le importan las riquezas
o edades, ya que es justa
y equitativa con los niños,
ancianos o jóvenes,
a los que llevas a tus dominios
cuando Dios te lo indica.
Te imploro que fulano (decir nombre)
se enamore perdidamente
de mí; que no se fije
en la belleza física,
sino en la de mi alma
y que llegue a mí, sumiso,
fiel, arrodillado a las plantas
de mis pies. Así sea.
(Rezar tres Padrenuestros).

"DÍA SÉPTIMO"
Muerte Inmortal,
libérame a mí
de todo mal
y con ese colosal
poder que tienes,
con el que Dios te dotó,
logra que disfrutemos
eternamente de un día
glorioso y sin noches.
Por eso, dueña
y protectora mía,
te pido me cumplas
los favores que yo deseo
en esta Santa Novena, que son:
(hacer las peticiones deseadas y
rezar tres padrenuestros).

"DÍA OCTAVO"
Majestuosa y milagrosa Muerte:
te ruego que con tu inmenso poder
me regreses el cariño de (decir nombre).
No le permitas un instante sosegado
ni de tranquilidad con quien esté,
ya sean mujeres o amigos,
que nunca contentó esté;
que si está durmiendo,
yo esté en sus sueños;
si esta despierto, que yo
esté siempre en su mente
y que su pensamiento siempre
esté en mí. Que las palabras
que yo te digo, las escuche
y haga lo que yo pido.
(Rezar tres Padrenuestros).

"DÍA NOVENO"
Bendita Muerte protectora:
por la virtud que te dio Dios
quiero que me liberes
de todos los maleficios,
peligros y enfermedades
y que a cambio me des:
Dinero, Felicidad, Salud y Suerte;
que me des amigos y que
me liberes de mis enemigos,
haciendo también que fulano (nombre)
venga ante mí humildemente,
humillado, para pedirme perdón;
manso como un cordero,
fiel a lo que me prometió,
que amoroso y sumiso conmigo
esté siempre. Amén.
(Rezar tres Padrenuestros).